por Betty Martin, Facilitadora Certificada de Cuddle Party, Seattle (EEUU)

Cuddle Party no va acerca del sexo. Por lo tanto, tampoco va sobre género.

Va acerca de las personas, la amabilidad, el contacto físico y la comunicación.

No obstante, somos conscientes de que es una cuestión que se suele plantear, y muchas personas no se encuentran aún en el momento de sentirse cómodas con personas del género “equivocado”. Esto es entendible y merece que le dediquemos algo de reflexión.


¿Qué es estar cómod@?

La mayoría de las personas están más cómodas si hay aproximadamente al menos una mezcla igual de hombres y mujeres. Un evento con más hombres que mujeres a menudo hará que los hombres se sientan algo incómodos por el número “escaso” de mujeres, y que las mujeres estén algo incómodas porque pueden sentirse algo presionadas al tener que facilitarles algo a los hombres (atención), lo cuál no es realmente su trabajo.

Irónicamente, un evento con más mujeres que hombres hace que todo el mundo se sienta más a gusto. Quién lo hubiera dicho…

Por razones desconocidas excepto para los caprichos de la sociología, en EEUU, los hombres tienden a apuntarse a las Cuddle Parties más rápido que las mujeres. Si buscamos estar al menos cerca del rango de la igualdad en la asistencia, a menudo tenemos que animar más a las mujeres, o buscarlas.

Quizás sea porque a las mujeres les cuesta más confiar en la seguridad emocional de explorar sus límites y el tacto, o quizás estén menos hambrientas de contacto físico que muchos hombres. ¿Quién sabe?

En Australia la mezcla es al contrario. Muchas más mujeres se apuntan antes, y generalmente superan en número a los hombres. Quién lo hubiera dicho… de nuevo.

Sobre Aprender y Sanar

Pero esto es igual para tod@s: Cuddle Party va acerca de las personas, la amabilidad, compartir el apoyo y aprender sobre límites y comunicación. Esto es posible con personas de cualquier género y, de hecho, a menudo es más fácil aprender con el género con el que normalmente no eres sexual.

He visto a mucha gente explorar a acercarse poco a poco al género “equivocado” y descubrir un nuevo mundo de sensaciones de amor y afirmación. De hecho, algunos de los aprendizajes y curaciones más profund@s se han producido en estas situaciones.

Este fue el caso de una de nuestras primeras Cuddle Parties aquí en Seattle, cuando hubo 6 mujeres que no aparecieron, y el evento estuvo formado por mí misma (una mujer), otra mujer y 10 hombres. Uno de ellos se fue de inmediato, un par de ellos tras un abrazo corto, y el resto experimentaron algunas conexiones increíblemente buenas y el descubrimiento del apoyo fraternal. Difícilmente habría pasado esto si hubiera habido mujeres “suficientes” a las que abrazar.

¿Equilibrar los Géneros o No?

La decisión de intentar conseguir un equilibrio entre géneros depende de cada facilitador/a. En Seattle, no equilibramos los géneros en nuestros eventos por varias razones:

Primero, es que no es el objetivo.

Segundo, de todas formas, pocas veces funciona. Incluso si hay el mismo número de hombres y mujeres registrad@s siempre hay alguien que no se presenta. Parece ser que es así.

Sin embargo, intentamos acercarnos al equilibrio, e informar a la gente para que pueda tomar sus propias decisiones.

Seguridad para explorar

No es tarea del/la Facilitador/a aportarte suficientes personas del género que prefieras. Su trabajo es crear y mantener la seguridad para que puedas explorar, experimentar, aprender y disfrutar.

Y es posible conseguir esto con personas de cualquier género. Esperamos que te unas a nosotr@s.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *